Exigimos el cese de la campaña intimidatoria del gobierno y llamamos a movilizar masivamente contra el G20 y el FMI

 

En los últimos días ha recrudecido con fuerza la campaña del gobierno tendiente a preparar el terreno para una feroz represión frente a la Cumbre de líderes del G20 y del FMI que se realizará en Buenos Aires a fines de este mes.

Repudiamos estas acciones y exigimos al gobierno que cese con su campaña intimidatoria y que respete el derecho a la libre expresión, petición y encuentro de todas las organizaciones y personas – de nuestro país y del exterior –  que se manifestarán contra esta Cumbre de las principales potencias del mundo y de aquellos países, llamados “emergentes”, que acompañan sus políticas de hambre, miseria, depredación ambiental y regresión a formas autoritarias y contrarias a los derechos humanos que parecían haber sido desterradas por las luchas de nuestros pueblos.

Se habla incesantemente de una “ciudad blindada”: de la cuasi militarización de la ciudad de Buenos Aires con el despliegue de una fuerza propia de una guerra, consistente en 22.000 efectivos de la policía y la gendarmería, en tres anillos de seguridad concéntricos por los que cualquier habitante de esos barrios va a poder transitar solo con pase especial. Se preve además la “custodia” de la Cumbre de Líderes con un despliegue militar inaudito, provisto por EEUU, que viola como nunca nuestra soberanía, más las custodias y aparatos de espionaje de los países que integran el G20. Solo en el caso de Donald Trump constituirá un pequeño ejército de 1000 integrantes. También de la colaboración de la AFI (exSIDE) con servicios de inteligencia extranjeros, que antes y después de la dictadura y la Guerra de Malvinas, han servido a intereses enemigos de nuestro pueblo.

Junto a semejante despliegue represivo, denunciamos la campaña de intimidación que se hace cada vez más cotidiana en boca del gobierno y los medios masivos de comunicación. Funcionaries llamando a la población a retirarse de la ciudad de Buenos Aires esos días, a aprovechar el feriado decretado al fin exclusivo de vaciar la ciudad para hacer mini turismo, etc. Una fuerte campaña de hostigamiento y criminalización contra las organizaciones populares que hemos convocado nacional e internacionalmente a manifestarse contra el G20 y el FMI, señalándolas incluso como sospechosas de preparar acciones “terroristas”.

Rechazamos, en particular, las denuncias mediáticas realizadas, sin ninguna prueba, por funcionaries como la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich, contra organizaciones que integran la Confluencia Fuera G20-FMI, con el solo objetivo de estigmatizarlas y condenarlas “a priori”.  Nos solidarizamos con ellas y exigimos al gobierno una retracción igualmente pública.

Uno de los antecedentes de esta campaña fue el encarcelamiento el 12 de setiembre de Daniel Ruiz, miembro de esta Confluencia, un día después del lanzamiento internacional del Llamamiento a movilizarnos contra el G20 y el FMI. Reclamamos su inmediata libertad, así como también el cese de las persecuciones y el desprocesamiento a todes les luchadores populares.

A esto debemos sumarle la campaña xenófoba lanzada por el gobierno y apoyada por algunos referentes de la oposición contra les migrantes, el proyecto de ley para aumentar las penas por corte de tránsito no autorizado y la reciente sanción en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires de una ley que penaliza, en forma totalmente inconstitucional, a les conductores que conducen personas a la Ciudad para asistir a manifestaciones, con penas altísimas y el retiro de las licencias para trabajar.

Todo este combo represivo tiene un solo objetivo: impedir a toda costa las movilizaciones masivas contra la Cumbre de líderes del G20 que están anunciadas para el viernes 30 de noviembre y de las cuales nuestro espacio, la Confluencia Fuera G20- FMI, es parte.

La venida a nuestro país de Donald Trump, el jefe del imperialismo más poderoso del planeta, causa escozor a millones de personas trabajadoras que quisieran ver a este personaje xenófobo y misógino muy lejos de la Argentina y de la toma de decisiones políticas, económicas y financieras con enorme impacto en nuestras vidas. Se anuncia además que Michel Temer ha invitado a participar al fascista Jair Bolsonaro, recientemente electo presidente de Brasil. También concurrirán a la Cumbre, Xi Li Ping, cabeza de una potencia con una base militar en nuestro suelo, Teresa May, ocupante de nuestras Malvinas, la Directora del FMI Christine Lagarde, Merkel, Macron, Shinzo Abe, Putin, entre otres representantes de las grandes potencias.

Frente a estos hechos, alertamos que el gobierno de Mauricio Macri, ansioso del respaldo de estos poderes imperialistas y sus grandes empresas y financistas transnacionales, busca legitimar la profundización de las políticas represivas y de criminalización de la protesta social que desde su asunción se ha venido desplegando.

Nuestro pueblo y los pueblos del mundo oprimidos por el G20 y el FMI, tienen todo el derecho a manifestarse y hacer oír su voz en repudio a esta visita y las políticas que quieren promover. Exigimos al gobierno respetar ese derecho y desde ya le hacemos responsable de la provocación permanente que solo busca proteger las ganancias usureras de unos pocos a costa de las grandes mayorías.

Llamamos al pueblo argentino y a todos los pueblos deseosos de la libertad, la justicia y la igualdad, a todas las organizaciones del campo popular y partidos que se proclaman democráticos, a los organismos de DDHH, a los intelectuales, artistas, periodistas y formadores de opinión, a rechazar esta brutal agresión de este gobierno al más elemental de los derechos democráticos que conquistó con tantos sacrificios nuestro pueblo, el derecho a manifestarse sin trabas ni amenazas represivas. Los convocamos también a reforzar y adherirse al llamado a movilizarnos masivamente contra el G20 y el FMI el 30 de noviembre, para hacer notorio nuestro contundente rechazo a las políticas de miseria y muerte que impulsan.

No podemos permitir que Mauricio Macri, en su intención de convertir al país en un paraíso de las potencias imperialistas en esos días, suprima los derechos constitucionales de millones que repudian la Cumbre y de miles y miles que vamos a hacerlo en las calles de nuestra ciudad, creando falsos enemigos internos y un verdadero “estado de sitio” para evitarlo.

-Buenos Aires 13 de noviembre de 2019

CONFLUENCIA FUERA G20-FMI

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: